[…]" />

Aceptar tarjetas en tu negocio es buena idea

¿Estás dándole vueltas a la idea de aceptar tarjetas como medio de pago? En este articulo te darás cuenta de que es un buen momento de tomar la decisión.

Actualmente los consumidores no se sienten muy seguros cargando efectivo con ellos y en su lugar utilizan las tarjetas de crédito o débito como medio de pago, eligiendo negocios donde preferentemente acepten el dinero plástico.

De acuerdo con un estudio realizado por Tecnocom, México es el segundo país en Latinoamérica con mayor uso de las tarjetas presentando un incremento del 13.5% anual desde el 2010 al 2015, culminando con una circulación de 141,711,879 tarjetas de débito y 29,636,907 tarjetas de crédito durante ese año.

Por su parte Merca 2.0 en el estudio “Hábitos de compra y promociones de los millennials 2015” demostró que alrededor del 80% de los jóvenes de 20 a 35 años prefieren pagar con su tarjeta débito en los puntos de ventas.

A pesar de todo, la facilidad de obtener financiamiento con tarjeta de crédito en América Latina lo ha vuelto una práctica muy común teniendo un crecimiento anual superior al 9%. Los estudios arrojaron que el ticket promedio es de 54 dólares mientras que con tarjeta de débito es de 30 dólares.

Aun si dejaras de lado los datos anteriores, debes de tomar en cuenta que la población cada día se encuentra más tecnificada con el uso de los smartphones y la oportunidad que estos les brindan de realizar pagos a distancia y acceder a sus servicios bancarios. Recuerda, cada día se tiene menos la necesidad de retirar efectivo del banco.

Después de leer todo esto te habrás dado cuenta que te estas perdiendo de 171,348,786 posibles clientes y que aceptar tarjetas incrementaría tus ganancias y te daría la oportunidad de expandir tu negocio.

Pero si aún no te convences, a continuación, encontrarás 5 razones por las que aceptar tarjetas de crédito y débito en tu negocio es buena idea.

  1. Contarás con menos dinero en la caja y por ende estarás menos expuesto a un asalto
  2. Incrementarás considerablemente tus ventas por el simple hecho de brindar más opciones de pago.
  3. Tus clientes se sentirán más cómodos y esto le dará un aire de mayor profesionalismo a tu negocio.
  4. Disminuirás los costos operativos de manejo de efectivo.
  5. Si ofreces meses sin intereses fomentarás la compra de impulso, evitando que el cliente tenga la posibilidad de arrepentirse por analizar la cantidad a pagar.

¡No lo pienses más y acepta más de una opción de pago en tu negocio!