[…]" />

Haz buen uso con tu Tarjeta de Crédito

Como bien sabemos, las tarjetas de crédito y las de débito no son lo mismo, la realidad es que la primera te permite hacer compras que pueden ser pagadas posteriormente (una semana después, un mes después, un año después, etc.), son llamadas de crédito por que puedes pagar cualquier mercancía con ella, la entidad bancaria que te la otorgó te concede un préstamo que deberás pagar de acuerdo al periodo que elijas según los plazos negociados con la misma.

Bien utilizadas, las tarjetas de crédito pueden brindarte diferentes beneficios como poder disponer de dinero en cualquier momento en caso de emergencia o el no cargar con una fuerte cantidad de dinero cuando se tiene pensado pagar algún bien o servicio.

Debido a la capacidad de crédito que en ocasiones otorgan las entidades bancarias a los tarjetahabientes, provoca un mal uso, haciéndolos gastar más de lo debido, acumular deudas y pagar altos intereses; si bien es cierto para algunos siempre los bancos son culpables y responsables, solo buscan quitar el dinero o bien atraer con una buena oferta la cual al final no cumplen, sin darnos cuenta que somos nosotros responsables de lo que gastamos, lo que debemos pagar y nuestro límite de crédito.

Toda gira en torno a tener en cuenta que la tarjeta de crédito no es una extensión de tus ingresos, si no, una herramienta de financiamiento para lo cual el primer requisito fundamental para el uso adecuado de las mismas es la disciplina y responsabilidad.

En base a esta información nos dimos a la tarea de redactar algunos consejos que ayudarán a tener un mejor control con las tarjetas de crédito.

 

Consejos:

  1. No adquieras demasiadas tarjetas

Aun sabiendo que es una muy buena oportunidad para adquirir otra tarjeta bancaria o un límite de crédito más alto, es mejor te detengas un momento a re considerar esta opción, ya que en ocasiones por impulso y por lo muy atractivo que suele ser el dinero, no tomamos las mejores decisiones.

Considera tener la menor cantidad de tarjetas posibles y cancelar las que no utilices, ya que, aun cuando no hagas uso de estas generan cargos o comisiones.

Lo recomendable es cancelar todas las que no uses y quedarte con la que menor tasa de interés te genere o que presente las condiciones de pago más convenientes.

  1. Revisa siempre tu estado de cuenta

Nadie está libre de ningún error por parte de las entidades financieras, por lo que es mejor que adquieras el hábito de siempre revisar minuciosamente tus estados de cuenta con la finalidad de que no pagues por algún cargo que no reconozcas.

Asegúrate de que el saldo inicial concuerde con el saldo final del estado de cuenta anterior y que los gastos desglosados sean efectivamente los que has realizado.

  1. Control en los gastos

Controlar el uso de tus tarjetas es el mejor consejo que te podemos brindar, ten en cuenta que las tarjetas en su mayoría de las veces no deberían ser usadas para realizar compras ordinarias, si no, para utilizarlas en caso de emergencia o para obtener algo necesario en el momento y no se cuente con el efectivo para ser liquidado.

Una forma de evitar el uso de las tarjetas es no cargar con ellas al momento de ir a realizar compras, evitando de este modo lo que llamamos compras impulsivas que la mayoría de ocasiones resultan innecesarias, así como, el guardar todos los comprobantes de compra de este modo sabremos lo que gastamos y en el momento que lo hicimos.

  1. Evitar las deudas

Ten en cuenta que debido a su facilidad de uso y a las altas tasas de interés que cobran, es muy fácil llegar acumular deudas.

Por este motivo es mejor pagar las tarjetas en el mes que fueron utilizadas, de este modo no pagarás intereses, o en todo caso pagar siempre el monto mínimo requerido, o bien, líquida antes de la fecha de vencimiento (la cual se especifica en el estado de cuenta), y así evitar que te cobren más intereses o sobrecargos por no pagar a tiempo.

 

Conclusión

Ahora ya lo sabes, toma en cuenta estos consejos para iniciar a manejar tu(s) tarjetas de crédito de manera adecuada y evitar los cargos extras. Asegúrate de que en el comercio donde realices compras te difieran el total en la cantidad de meses elegidos si tus pagos fueron en Mensualidades sin Intereses y que sea un cobro transparente en el cual en todo momento te muestren la forma en la que cobran y verifiques que el voucher emitido sea por la cantidad que pagaste.

Finalmente intenta no pagar por productos o servicios de manera impulsiva, detente un momento y analiza los riegos o los contras que te traerá el realizar compras de ese modo, úsala para emergencias o en caso de que sea muy necesaria la adquisición.